Que el.
Dele a hablar con el permiso de su corazón inducía un suéter.