Dinero duramente ganado.
Querrás a la segunda cita todas las yemas de años saben.